18.4.17

Lentejas con kale (en olla GM)


Hacía muchísimo tiempo que estaba interesada en probar el kale. Aunque encontrarlo aquí parecía misión imposible, hasta ahora.

En los programas de cocina americanos, libros y demás publicaciones de todo tipo, aparece sobretodo en los "súper batidos" y ya os digo, estuve tiempo buscando y buscando y una vez que lo encontré la cosa era averiguar qué podía  hacer con él (salvo los batidos y alguna otra receta que no me había terminado de llamar no tenía ni idea de cómo usarlo).

Pues nada, lo primero que se nos ocurrío es hacerlo sofrito como si fueran unas espinacas y el resultado muy bueno, aunque el otro día se me ocurrió echárselo a las lentejas y vamos, todo un acierto que os recomiendo probar.




Vamos con la receta,

INGREDIENTES

- Un chorro de aceite de oliva
- 100-150gr de kale
- 2 zanahorias (no tenía y puse calabaza)
- 1 cebolla entera
- 1 puerro a rodajas
- 2 patatas peladas y a trozos
- 1 morcilla
- 1 trozo de chorizo semi picante
- 200gr de tomate triturado
- Sal, colorante, pimentón (dulce en mi caso)
- 3 medidas de lentejas pardinas (no necesitan remojo)
- 8 y 1/2 medidas de agua
- 2 hojas de laurel

PREPARACIÓN

- Vamos poniendo los ingredientes en la olla.


- Aquí una foto de la bolsa jeje


- Terminamos de poner los ingredientes. De pimentón pongo la punta de un cuchillo pero ya a gustos.


- Aquí ya con el agua puesta y lo muevo para que se junte todo. Programamos el menú presión 130º, pewaión alta, cerramos la válvula y 15 minutos. Dejamos despresurizar solo.


¡Plato listo! Siempre sienta bien un plato de lentejas ¿Verdad?


¿Os apuntáis?



Un beso y espero que os gusten

16.4.17

Toña de calabaza (horneada en olla GM G o tradicional)


¡Buenísima ha quedado! Además, he querido probar de hornearla en la olla y ha quedado fantástica. Merece la pena hacerlo así cuando no tenemos intención de hacer nada más en el horno, sinceramente, me da pena el gasto de energía para hacer solo una cosa y eso nos pasa a todos cantidad de veces, ¿no?

Lo único que he echado de menos (por sacarle alguna pega) es que el azúcar de arriba no consigue caramelizar igual que horneándola de forma tradicional. Pero vamos, es un lujo el que pueda fermentar dentro y luego hornearla ahí también.


En las fotos no se aprecia bien lo alta que ha quedado, es impresionante y la miga una auténtica delicia.


Vamos con la receta,

INGREDIENTES

- 550gr de harina de fuerza (630gr me hicieron falta esta vez)
- 140gr de azúcar (180-200gr si la queréis más dulce)
- 200gr de calabaza cocida al micro o asada en el horno
- Ralladura de 1 naranja
- 50ml de zumo de naranja (le puse 85ml)
- 3 huevos más 1 yema
- 40gr de aceite de oliva
- 15-20gr de levadura fresca
- Clara de huevo para pintar (del huevo que usamos la yema antes)
- Azúcar para espolvorear

PREPARACIÓN

- Lavamos y secamos muy bien una naranja. Le quitamos la piel intentando evitar lo máximo posible la parte blanca (amarga) y junto con el azúcar lo trituramos en la thermo (con el vaso bien seco) hasta que nos quede fino. *Con 140gr de azúcar queda poco dulce, por eso creo que hasta 200 iría bien, depende de cómo os guste)


- Aquí ya triturada con el azúcar. Como se va quedando por las paredes hay que ir bajándolo con la espátula y triturando de nuevo en turbo hasta que veamos que esté.


- Ponemos ahora el zumo (yo puse leche esta vez) y la levadura. Programamos unos segundos a vel. 4 hasta que se una todo bien.


- Ponemos ahora los 3 huevos, la yema y el puré de calabaza. Juntamos unos segundos a vel. 3 hasta que quede todo bien integrado.


- Ponemos ahora el aceite y hacemos lo mismo que en el paso anterior.


- Ahora es el turno de la harina, le pongo siempre una cucharadita de sal para potenciar los sabores.


- Programamos vel. espiga unos 3 minutos. Comenzamos con 550gr de harina y vamos poniendo poco a poco según nos vaya pidiendo la masa. Tiene que quedar pegajosa, como está en la foto, sino luego cuando esté hacha nos va a quedar demasiado dura.


- La dejamos levar en el vaso o en mi caso en la olla untada con aceite, en el menú fermentar durante unos 30 minutos. En el vaso o en un bowl más o menos una hora.


- Media hora más tarde.


- Enharinamos un poco la superficie de trabajo, sacamos la masa, la desgasificamos y le damos forma.


- Así nos quedará.


- En la base de la cubeta he puesto un papel vegetal y he untado las paredes con un poco de aceite. Con cuidado colocamos la masa. En caso de hacerla en el horno, simplemente la colocamos con cuidado en una bandeja forrada con papel vegetal, La cubrimos y la dejamos levar de nuevo. En la olla solo he necesitado 10 minutos más en el menú hornear.


- Así estaba a los diez minutos.


- Cuando ya ha levado, le hacemos un corte o una cruz en la parte superior y pintamos con la clara de huevo.


- Espolvoreamos con abundante azúcar.


- Programamos 45 minutos, en el menú pan pero bajando la temperatura a 160º y con la válvula abierta. En el horno sería con el horno precalentado a 210º, bajarlo a 200º y hornear unos 40 minutos vigilando que no se dore por arriba en exceso y de ser así cubriendo con u n papel de aluminio.
- En la foto de abajo ya está hecha, para darle un color más dorado usaremos el cabezal durante unos 10 minutos a 175º o 200º hasta que veamos que nos queda a nuestro gusto.


- Aquí ya doradito.


¿Qué os a parecido?


Uff qué miga, hay que ver cómo me gustan este tipo de masas.


Si ya lo acompañáis de un chocolate caliente es ya el súmmum


Un besazo y espero que os guste

12.4.17

Merluza a la sidra con boniato y piñones ¡Sano y rico!


La merluza es un pescado que suele gustar a todo el mundo, tiene un sabor tan suave que es fácil adaptarla a mil y una preparaciones y siempre queda bien, no os parece?

El plato de hoy es muy sencillo y rápido pero que os aseguro que está realmente bueno y sabroso.


Vamos con la receta,

INGREDIENTES (para 2 personas)

- 4 filetes de merluza (la mía congelada)
- 2 o 3 patatas
- 1 boniato
- 1 cebolla
- Piñones
- Aceite
- Sal y pimienta
- 1 vaso de sidra
SALSA
*Os dejo el enlace a la receta, le va genial al plato. Además, la podéis tener ya hecha y calentarla un poco antes de servir.

PREPARACIÓN

- Sacamos los filetes un par de horas antes del congelador.
- Precalentamos el horno a 180º.
- Pelamos las patatas y las cortamos finas. Cogemos una fuente apta para el horno, le ponemos un chorrito de aceite, las patatas y salpimentamos. Por encima le echamos como 1/3 del vaso de sidra y horneamos 10 minutos.


- Pelamos y cortamos el boniato. Lo ponemos encima, regamos con otro tercio de la sidra, salpimentamos y al horno 5 minutos a 180º.


- Ahora le toca el turno a la cebolla. Podéis poner menos cantidad si queréis. Aquí he mirado lo que había evaporado de líquido y le he puesto solo medio tercio del que me quedaba, al horno unos 10 minutos que veamos que la cebolla ha quedado tierna.


- Ya le toca el turno a la merluza, la colocamos encima, regamos con lo que nos quede de sidra, salpimentamos, ponemos unos piñones a nuestro gusto y un chorro de aceite por encima. Aquí es hasta que veáis que el pescado esté que será unos 10 minutos o poco más.


- Pescado y guarnición listos!


Ahora bien, el que tengas la barra de pan al lado y te comas más de la mitad ya lo dejo a tu elección ;P


La salsa sí que es para mojar y mojar pan sin parar jajaja


Un besazo y espero que os guste!

6.4.17

Pan multicereales y miel


Ponerse a hacer pan al principio da mucho "respeto" por decirlo de forma suave. Pero cuando le coges el gusto, compruebas lo bueno que queda y encima sabiendo lo que comes, se convierte casi en una obsesión y buscas cualquier excusa para hacerlo.

De hecho, pocas excusas nos valen para no hacerlo: ¿No hay tiempo? Haces el de pyrex o el de la bolsa de hornear que lo tienes hecho en un pispás y sin levados ni precalentar horno.  ¿Nunca has probado con levadura fresca o de panadero? Hoy día en casi cualquier supermercado la consigues y encima por internet tienes mil recetas bien explicadas.... Vamos, que quien no lo hace es o porque no le llama (todavía) o porque no se atreve a lanzarse a la piscina.


No os digo que a la primera os vaya a quedar un pan precioso y perfecto, ni mucho menos! Hay que cogerle el punto a la cantidad de líquidos, controlar la cantidad de levadura también en función del calor que haga en vuestra cocina, la absorción de la harina que uséis, vuestro horno... Peeero os sabrá a gloria porque lo habréis hecho vosotros y además ¡Siempre hay una primera vez para todo!

Si ya con todo mi sermón no os he convencido, poco más puedo hacer! ;P Salvo invitaros a una rebanadita virtual jejeje


Vamos con la receta,

INGREDIENTES

- 200gr de harina multicereales (o de espelta sino la encontráis)
- 20gr de semillas (de las bolsitas que vienen un mix de semillas)
- 300gr de harina de fuerza
- 20gr de aceite de oliva
- 250gr de agua templada
- 30gr de miel (un par de cucharadas)
- 1 cucharadita de sal
- 15/20gr de levadura fresca ( yo pongo 15)

PREPARACIÓN

- Ponemos el agua y la calentamos un par de minutos a 37º. La levadura a 40º o así muere, con lo que es importante que esté tibia no caliente. Ponemos la levadura y juntamos hasta que quede bien integrada (yo pongo 15gr que es poca cantidad para medio kilo de harina, podéis poner hasta le cubito entero que son 25gr).

- Ponemos ahora el aceite y la miel y juntamos unos segundos.


- Añadimos las harinas, las semillas y la sal y juntamos a velocidad espiga un par de minutos o hasta que veamos que nos queda todo bien integrado.


- Tienen que quedarse las paredes así de limpias. Si vemos que se nos siguen pegando, un poco más de harina. Si vemos que la masa se hace a grumitos y no se compacta un poco más de agua.


- La podemos dejar levar en el vaso bien tapada, o bien pasarla a un cuenco untado con aceite. Tapamos con un film transparente y cubrimos con un par de paños.


- Al cabo de la hora u hora y media nos habrá duplicado el volumen.


- Aquí le podéis dar la forma que queráis.


- Para darle un toque más rústico, podéis cubrir vuestro pan con una capa fina de harina y hacerle unos cortes. Tapáis y dejáis levar.
- Vais precalentando el horno a 250º.


- Aquí ya ha levado. Metemos nuestro pan en el horno y lo bajamos a 200º. Depende de la forma que le deis tardará más o menos tiempo, vigiladlo y cubrirlo con un papel de aluminio si veis que se pone muy dorado. Yo he necesitado un poco más de media hora.


- Listo nuestro pan!


Pues ya tenemos nuestro pan listo para acompañarlo con lo que más nos apetezca


Cuando le hice los cortes pensé que me había pasado de profundos, pero mirad qué bonitos han quedado!


Un besazo y espero que os guste
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...