17.9.17

Pechuga de pollo con mostaza y miel al horno


Lo que me está costando volver a la rutina. Ya puedo imaginar que no seré la única, pero normalmente no me suele costar tanto, o quizá no me acuerdo de una vez para otra... No sé.

El caso es que llego al viernes con la energía bajo mínimos y sin ganas de nada, salvo de dormir y holgazanear lo que no está escrito. Vamos a ver si esta semana me centro un poco más y soy capaz de llevarlo todo adelante, incluido el blog.


Estoy tan entusiasmada con mi cámara nueva que hago mil y una foto a cada cosa que preparo (muchas de ellas chorradas que no verán la luz pero me sirve para practicar) para ver en qué función queda mejor, la apertura de luz y demás historias...

Tanto es así que hasta me detengo a fotografiar los platos salados a los que normalmente les hago un par de fotos y "arreando", por el simple hecho de que nos los queremos comer aún calientes.

Pues bien, esta receta me ha dado un juego que no veas. Para empezar le he sacado así como 30 fotos, teniendo en cuenta (o intentando más bien) que quedara bonita... Yo tan orgullosa de su composición y de los colores y de la luz y de TODO que cuando la enseño en casa lo primero en que se fijan es en la rama seca encima de la pechuga!!! jajaja Pienso, bueno será él que se fija en todo.

Así que se la mando a Alicia, sin decirle nada más que "¿qué te parece la foto?" y me contesta "Está bien pero la rama seca me da un poco de rabia" M̶i̶e̶r̶d̶a̶  Parece ser que se ve y yo no la había visto hasta ese momento porque, lógicamente, con mi entusiasmo en todo lo demás, la rama no era lo bastante grande como para verla.

Total, en casa hemos bautizado el plato como Branch en su honor jajaja


Vamos con la receta,

Pechugas de pollo al horno con mostaza y miel


INGREDIENTES (2 o 3 personas)

- 2 o 3 pechugas
- 2 cucharadas de mostaza a la antigua (la que tiene los granitos)
- 1 cucharada de mostaza Dijon 
- 2 cucharadas de mostaza amarilla (la típica Americana)
- 4 cucharadas de miel
- Aceite de oliva
- Sal y pimienta
- 1/2 cebolla en juliana
- 2 dientes de ajo machacado o a trocitos
- 2 o 3 ramas de romero seco


PREPARACIÓN

- Ponemos un buen chorro de aceite de oliva, calentamos y vertemos la cebolla en juliana. Mantenemos a fuego bajo medio hasta que veamos que comienza a trasparentar, añadimos ahí los dientes de ajo machacados o a trocitos.  Apagamos el fuego y reservamos.

- Vamso precalentando el horno a 200º


- Untamos con mantequilla una fuente apta para horno.


- Vertemos encima la preparación de ajo y cebolla.


- Las pechugas las podéis poner enteras, pero si son muy gordas las podéis partir por la mitad. En filete fino no lo recomiendo para que no se sequen demasiado en el horno.

- Salpimentamos bien las pechugas por los dos lados y las colocamos en la fuente. Hacemos una mezcla con las mostazas, la miel y una cucharada de aceite de oliva hasta que veamos que está homogénea.

- Vertemos la mezcla cubriendo bien las pechugas y colocamos un par de ramitas de romero entre la carne.


- Bajamos la temperatura del horno a 180º calor arriba y abajo y cocinamos durante unos 20 minutos, cubrimos con papel de aluminio y dejamos unos 15-20 minutos más. Aquí el tiempo dependerá del grosor de las pechugas.


- Yo las acompañé de unas patatas al horno y quedó un plato buenísimo, ¡Para repetir!


Suelta un montón de caldo que queda muy sabroso y da mucha jugosidad a las pechugas.



Un besazo y espero que os guste!

5.9.17

Smoothie de lima y cereza





Llevo más de un mes sin dar señales de vida por aquí, lo sé. Es la primera vez que me pasa desde que comencé en 2008 con esto.

 No es que me haya cansado del blog, ni que haya dejado de tener ganas de cocinar, ni de fotografiar.... De hecho, las fotos de hoy están hechas con mi cámara nueva que fue mi regalo de cumple,  el cual estoy disfrutando como loca y (valga la redundancia) volviéndome loca viendo a ver todas las funciones y "cositas" que tiene.


Comienza septiembre y con el la rutina. Así que por ende, es el momento perfecto para retomar el blog y lo cierto es que lo hago con ganas. ;D


Vamos con la receta

Ingredientes para el smoothie de plátano y cereza

- 400gr de cerezas deshuesadas congeladas 
- 230ml de agua de coco
- Azúcar o edulcorante al gusto (yo no puse nada)
- El zumo de una lima (puede ser media lima)


Preparación del smoothie de plátano y cereza 

- Batir todos los ingredientes con la thermomix o con una batidora que tenga bastante potencia hasta que la mezcla quede homogénea. 
- Cuando ya esté, antes de servir, comprobad que está al punto de dulzor que os gusta o si queréis añadirle más zumo de lima. También podéis añadirle su corteza rallada.

NOTAS

- El zumo de lima potencia el sabor de la cereza. Yo le eché el zumo de la lima entera, pero podéis echar el de media y cuando esté todo bien mezclado comprobad si queréis más o no. Lo mismo con el grado de dulzor.

- El agua de coco queda fantástica en esta receta, le da un toque buenísimo y ya se consigue con bastante facilidad. A muchos el sabor de este agua así tal cual de la lata no les gusta, pero os aseguro que en este smoothie no sabe así, solo tiene un pequeño toque de coco.

- Las cerezas pueden ser frescas al igual que el resto de ingredientes sino lo queréis tan frío, pero así está delicioso. Mis cerezas eran frescas y congeladas un par de días antes para hacer el smoothie.


Así que nada, aquí os dejo un snack perfecto para calmar el hambre entre comidas o como merienda misma.

Tiene muy pocas calorías, un alto nivel de minerales, vitaminas.. aunque lo mejor de todo: ¡Está riquísimo!


Un besazo y espero que os guste!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... TestaBox