1.9.15

Mermelada de ciruelas rojas a la vainilla


Ya se acabó agosto y por tanto, las vacaciones... Me da una pereza enooorme tener que volver a estar pendiente del despertador, de horarios, comenzar el trabajo, el gimnasio... Conclusión: Volver a la rutina!!

Pero como hay que hacerlo, nada mejor que comenzar con energía y esta mermelada es una delicia y nos va a endulzar un poco este comienzo de mes. ¡ Prometido!


Queda densa y con un color granate que me encanta.


Vamos con la receta,

INGREDIENTES

- 620gr de ciruelas ya sin hueso ( 1kg una vez sin hueso pesa eso o poco más)
- 270gr de azúcar (200gr, no queda muy dulce pero esto va a gustos)
- Unas gotitas de esencia de vainilla
- 1 vaina de vainilla
- 1 cucharada de zumo de limón


PREPARACIÓN

- Lavamos bien la fruta y le quitamos el hueso central, la podéis pelar también pero es un trabajazo y luego las pieles apenas se notan. Trituramos 20 segundos a vel. 5-7


- Añadimos el azúcar, la esencia, el limón y abrimos la vaina de vainilla por la mitad, sacamos los puntitos que tiene dentro y los echamos y dejamos también la vaina como veis en la foto.


- Programáis 15 minutos, varoma a vel 1 con el cubilete. Cuando pare, programáis 15 minutos, varoma a vel. 1 otra vez pero esta vez con el cestillo en vez del cubilete para que evapore el líquido y espese más. Si la queréis más espesa, solo tenéis que ir aumentando el tiempo con los mismos valores hasta que quede a vuestro gusto. Tened en cuenta que una vez fría gelatiniza mucho más.


Y aquí lo tenemos, de la fruta al bote y del bote a la rebanada de pan! jajaja


Esta es la consistencia que tiene.


Yo ya me voy sirviendo, ¿ Y vosotros?


Un besazo y feliz comienzo de mes!

20.8.15

Tarta fría de chocolate y fresa. ¡Hoy es mi cumpleeee!!


Y por eso nada mejor que celebrarlo con una tarta!! Al menos para mi, en mi cumpleaños tiene que haber una tarta jajaja

Además, este año creo que ha sido con diferencia el año que más tartas he preparado. Sigo con mis masas levadas, mis bizcochos, magdalenas, galletas... pero de normal no soy muy de hacer tartas o repostería algo más "entretenida" salvo para ocasiones especiales, y le he pillado el gustillo este año a hacerlas porque sí!



La mayoría no he conseguido fotografiarlas (montar el escenario o partir una porción antes de la celebración..... mmmm como que no es plan!) pero ésta la he hecho ya tres veces y siempre ha sido un éxito.


No hay que encender horno, no tiene apenas dificultad, en vez de fresas podéis usar frambuesas o alguna fruta que os guste y contraste bien con el chocolate....


Vamos con la receta, os dejo las medidas originales que vi en fb y las adaptaciones para que quede como la de la foto

INGREDIENTES (molde de 12x36cm rectangular con base desmoldable)

- 330gr de galletas tipo Oreo (225gr)
- 110gr de mantequilla (80gr)
- 200gr de chocolate con leche
- 100gr de chocolate negro (mínimo un 52% de cacao)
- 200gr nata (he usado la de cocinar 18%MG)
- Fresas o fruta al gusto
- Cubitos de almendra para decorar (pistachos sin sal)





PREPARACIÓN

- Trituramos las oreo con unos golpes de turbo hasta que quede puré.


- Así nos quedará.


- Le añadimos la mantequilla a punto de pomada (dejarla atemperar fuera de la nevera unas 2 horas, si hace frío más tiempo) y volver a juntar unos segundos a vel.3-4


- En un cazo calentamos la leche con cuidado de que no hierva para que no se queme (se puede calentar unos minutos en la thermo a 90º)
- Verter el chocolate y moverlo a fuego lento hasta que veamos que está integrado (en la thermo, cuando la leche ya estuviera caliente, normalmente para esta cantidad poquitos minutos, le añadimos el chocolate y a vel.2  a unos 80º hasta que esté todo junto)


- Cuando tengamos la masa lista, untamos el molde con mantequilla, vertemos la masa y chafamos para que quede uniforme por bajo y cubriendo bien las paredes. Se deja enfriar en la nevera.


- Cuando el chocolate está un poquito menos caliente, volcamos sobre la base, limpiamos y lavamos bien las fresas y las colocamos encima de forma asimétrica. Espolvoreamos con el fruto seco que queramos y a la nevera unas 4 horas como mínimo para que coja cuerpo.


Y aquí el resultado final,


En la foto de arriba podéis ver la altura del molde y como queda y en la de abajo ya desmoldado.


Buenísima y cunde mucho, con un trocito tienes ya suficiente jejeje


Para cortarla, podéis hacerlo a lo largo y luego en cuadraditos o tipo porción de tarta como veis abajo, a mi así me parece más bonito...


Y nada, un trocito para cada uno de vosotros por estar ahí siempre.


Un beso enoooooorme a todos!

18.8.15

Escalivada


La de hoy es una de esas "recetas" tontorronas de andar por casa, pero que está bien rica y nos saca de más de un apuro los días que vamos ajetreados sin tiempo para cocinar o... ¡Sin ganas!

De hecho, no sabía si subirlo al blog o no, pero quizá le venga bien a alguien que no lo haya hecho antes o vea aquí otra forma de prepararlo, no sé.

Ahora que tenemos los pimientos y berenjenas a buen precio y bien carnosos, es un momento estupendo para preparar en cantidad y congelar o guardar en conserva para el resto del año (si tenéis espacio...)


Vamos con la "no" receta:

INGREDIENTES (La cantidad de las bandejas es la que después veis en el pyrex para guardar)

- Berenjenas
- Pimientos rojos o de los tres colores, lo importante es que sean carnosos (que al cogerlos pesen)
- Cebolla
- Aceite de oliva (del bueno)
*Sal, ajo (al gusto de cada uno o de cada ocasión)

PREPARACIÓN

- Lavamos muy bien todas las verduras y o las dejamos secar o las secamos con un papel de cocina.
- Cubrimos la bandeja de horno (en mi caso dos) con papel vegetal.
- Precalentamos el horno a 170º o 180º (depende de la afición del vuestro por churrascar cosas...)
- Aquí podemos o poner la verdura encima y un buen chorreón de aceite por encima de cada pieza o, lo que hago es embadurnarme las manos con aceite y untarlo bien en cada verdura.
- Metemos en el horno y más o menos tarda en hacerse una hora a esa temperatura,  hay que estar pendiende de ir dándole vueltas para que se tosten bien por todos los lados. A las berenjenas se les puede hacer unos cortes para que no se hinchen, yo no se los hago.


Aquí la segunda bandeja, a la media hora las cambio ( la de arriba abajo y al revés) para que queden más uniformes.


Y así nos quedarán


Ahora ya solo es dejar entibiar (por dentro están ardiendo si lo haces al poquito tiempo de salir del horno). Y con las manos limpias y paciencia vas pelando la verdura haciendo tiras y poniéndolas en un plato aparte.

Cuando tengas toda la verdura en el plato que has dejado para ponerla, verás como ha soltado bastante líquido, ese líquido lo tiras para que todo lo que vaya con la verdura sea aceite y se conserve mejor.


La verdura pelada, a tiras, bien escurrida y completamente cubierta con aceite, esto es muy importante para que se mantenga sin problema en el frigorífico. Si queremos congelar lo ponemos en tuppers así y descongelamos en la nevera y si queremos guardar en la despensa sería como cualquier otra conserva.

Aquí le puedes poner un diente o dos de ajos enteros o a láminas, sal... yo de normal no le echo nada y ya sobre el pan hago a mi gusto.


Parece que se gasta una burrada de aceite y al ser bueno es caro, pero cuando se acaban, dejáis a temperatura ambiente (de la nevera el aceite se hace más duro) y lo coláis bien. Yo lo guardo en un bote hermético en la nevera y me dura para unas cuantas veces reponiendo lo que vaya necesitando o sino tengo intención de hacer más en un tiempo lo uso para los sofritos y así ya tiene el gustito a pimiento jejeje


Con un poco de pan tostado de por sí es una delicia, pero tiene mil usos y sobretodo para entrantes.


Un beso y espero que os venga bien!;D
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...