22.5.17

Salsa de fresa (o coulis de fresa)


Desde que probé a hacerla hace unos meses, ya no falta en mi nevera. La he hecho cambiando cantidades y siempre ha quedado estupenda, además, es el complemento ideal para un montón de cosas y muy fácil de elaborar ¿Os animáis?


Mi fruta favorita es la fresa, siempre me han gustado mucho y durante la época que las tenemos en el mercado no faltan en mi casa. Aún así, antes de que se acaben suelo congelar un par de kilos que me viene genial para helado, mermeladas, tartas frías...


Con las cantidades que os indicaré sale para un bote de los de mermelada y un poco más.


¿Preparamos la salsa de fresa?


Ingredientes para el coulis de fresa

- 310gr de fresas (fresas o congeladas, he probado de las dos formas y quedan igual)
- 150gr de azúcar
- Zumo de 1/2 limón (10gr más o menos)

NOTA: He probado a ponerle  100gr de azúcar y queda prácticamente igual. Solo variando la cantidad de azúcar.
Esta última vez (la que tengo ahora en la nevera) son las mismas cantidades de fresa y limón pero solo 30 de azúcar, queda más líquida y más ácida pero muy buena igualmente, eso sí, al no llevar apenas azúcar es para consumirla enseguida.

Preparación del coulis de fresa

- Ponemos las fresas ya limpias y sin el tallo y trituramos dudrante unos 8 segundos a vel. 7. Si son congeladas las pondremos sin descongelar y las tendremos unos segundos más.


- Bajamos los restos con la espátula y ponemos el limón y el azúcar, programamos 6 minutos, 90 a vel 3 y si lo queremos más denso le pongo 3 minutos más en varoma a vel. 1 o 2 sin el cubilete, poniendo el cestillo para que no salpique.


- Ya tendremos el bote preparado para así en caliente pasarlo al bote.


Y nada más! Cuando esté lo suficientemente frío lo guardamos en la nevera y a disfrutarlo con un montón de postres, incluso con queso o carne tiene que estar de muerte.


Aquí la consistencia. Tened en cuenta que en caliente siempre parece bastante más líquido que como queda una vez frío.


¿ Con qué la acompañaríais?



Un beso y espero que os guste!

17.5.17

Parmentier a la vainilla


Os voy a ser sincera: Jamás he oído ni leído hablar de un parmentier aromatizado de vainilla, que no digo que no exista, pero esta receta en concreto es del parmentier de patata que suelo hacer al que se me ocurrió que un toque de vainilla le podía ir bien y además quedar bonito presentado en el plato con esos puntitos negros... Total, ¡Bendita la hora! Realmente ha quedado con un punto a vainilla que le va genial. ¡Nos ha encantado!

Hace unos días publiqué un solomillo que iba acompañado de esta salsa y de un parmentier a la vainilla. En esa misma entrada tenéis la receta de todo, pero he decidido hacerlo por separado también porque son recetas que acompañan a cantidad de platos y merece mucho la pena tenerlas "localizadas"


Vamos con la receta del parmentier a la vainilla


INGREDIENTES DE LA RECETA

- 600gr de patata (peso de la patata ya pelada)
- 300gr de leche entera
- 1 huevo
- 40gr de mantequilla
- 5gr de queso parmesano rallado
- Sal, pimienta
- 1 vaina de vainilla

PREPARACIÓN

- Ponemos en el vaso la mariposa, añadimos la leche, la sal, la patata a trozos y con el cuchillo abrimos la vaina de vainilla, sacamos los puntitos negros con la ayuda de una cucharilla y ponemos en el vaso tanto la vaina abierta como lo que hemos extraído de ella.

- Programamos 23 minutos, 100º, vel.1.



- Cuando pare, quitamos la mariposa y la vaina de vainilla, añadimos la mantequilla, el huevo y el queso. Trituramos 30 segundos a vel. 3.



- Ya la tenemos lista para servir. Si aún vamos a tardar un poco, la tapamos con film transparente para evitar que haga costra.



Parmentier listo para acompañar cualquier plato que os apetezca







 Un besazo y espero que os guste!




16.5.17

Batido de fresas con kale


Ahora que comienza el buen tiempo, ya empieza a apetecerme los batidos para desayunar o merendar y es que todos están riquísimos

Hasta el año pasado me hacía licuados mezclando fruta y verdura, pero en cambio los batidos siempre eran de fruta. Ahora estoy poniéndole algo "de verde" que no es el sabor que predomina para nada, pero en cambio mejora mucho a nivel nutricional lo que estás tomando. Pero vamos, es cuestión de probar y de ir viendo si os gusta o no.




Hace como un par de años que andaba loca detrás de conseguir el kale. La primera vez que lo conseguí fue a muchos kilómetros de aquí y en una tienda de productos extranjeros... En casa lo usamos en cualquier receta que lleve espinacas o acelgas y el resultado es bueno.


Quiero probar a licuarlo,  pero lo veo tan seco que no sé yo si se va a sacar mucho jugo de ahí. Lo que os decía, todo es cuestión de probar.


¿Preparamos nuestro batido?

INGREDIENTES PARA EL BATIDO DE FRESAS CON KALE

- 150gr de fresas frescas o congeladas
- 20-30gr de kale (o espinacas)
- 200ml de leche a vuestra elección (puede ser vegetal)
- 1 plátano maduro
- 2 cucharadas de copos de avena
- 1 cucharada de semillas chia 
- 1 cucharada de miel o sirope de ágave

PREPARACIÓN 

- Tan sencillo como poner todos los ingredientes en la thermo o alguna batidora que sea potente y triturar hasta que quede fino o a nuestro gusto.


- Yo lo he dejado así pero si lo hacéis más segundos a más velocidad os quedará aún más fino.


A mi me encanta comenzar el día así, además, sabe a avena, a fresa pero sobretodo (en mi opinión) destaca el sabor del plátano así que perfecto. Rinde para vaso y medio o para dos vasos no tan llenos como el de la foto jeje



Bueno, aquí os lo dejo preparado!


Un besazo y espero que os guste

14.5.17

Mini corn dogs (Frankfurt rebozado en maíz)


Aunque muchos ya sabréis lo que son, otros no tendréis ni idea y la mayoría (quizá) no los haya probado aún. En cualquier caso, haceros con unas salchichas Frankfurt de buenísima calidad y no esperéis más. ¡Son adictivos!

Después de hacer mil y una búsquedas sobre su traducción literal al español, resulta que en cada sitio se le llama de una manera; perrito caliente rebozado en harina de maíz, maicito caliente, arepa de salchicha....


Son muy fáciles de hacer y para un picoteo rápido o con amigos, creo que es una idea fantástica y además muy poco vista. ¿No os parece?


Nosotros (que somos dos) nos comimos los que veis en la bandeja y tres más! jajaja No hace falta decir que lo que iba a ser un picoteo antes de la comida casi se convierte en la comida en sí.


¿Nos ponemos el delantal?

Ingredientes para los Corn Dogs


- Salchichas Frankfurt
- 80gr de harina de maíz (no maizena)
- 65gr de harina de trigo (sin levadura)
- 35gr de azúcar (un par de cucharadas)
- 2 cucharitas pequeñas de levadura química tipo Royal
- 1/2 cucharadita de sal
- 1 huevo
- 85ml de leche
- Aceite vegetal para freír
- Palitos tipo los de barbacoa de madera (yo los he partido por la mitad)
- Ketchup
- Mostaza (si puede ser la Yellow mustard que es la típica americana)


Preparación de los corn dogs


- Lo más importante es contar con materia prima que sea de buena calidad.



 - Para la preparación de la masa es verter todos los ingredientes harina de maíz, de trigo, sal, azúcar, levadura, huevo y leche) y batir hasta que nos quede una masa homogénea.


- Lo he hecho en la thermomix pero una batidora potente sirve igualmente. Las medidas las encontré en tazas y los gramos es lo que me pesaba cada ingrediente.


- La masa me ha funcionado mejor dejándola 5 minutos en reposo. Bueno, realmente lo que quiero decir es que los dos primeros me salieron regular jajaja Se hace un poquito más densa. Pero igual os digo, que cuando hice una segunda ronda después de habernos comido la primera, la masa se deshinchó y la cobertura no quedó tan crujiente.

Conclusión: Cuando tengáis el aceite bien caliente, las salchichas con sus palitos y todo listo haced la masa.

Os muestro la masa en el vaso de tubo porque tiene que cubrirlo todo completamente.



- El aceite tenéis que ponerlo en un cazo hondo, hace falta que sea profundo no que tenga mucho diámetro.

NOTA: Si alguna os queda fea no hay problema, se le quita con cuidado la cobertura, se vuelven a meter en el vaso con la masa y se vuelven a freír. Os aseguro que quedan como si ahí no hubiera pasado nada jajaja


- Podéis hacerlas enteras, pero así era un tamaño perfecto y cabían la mar de bien en el cazo.


Con los palitos de madera clavados. Se mete de una en una en la masa y de una en una se va friendo.


- Las vamos dejando en un plato con papel de cocina.


Y para servirlas solo hace falta el ketchup, la mostaza y hambre! jajaja


Parece mentira, pero no quedan nada aceitosas


A cada bocado se moja en las salsas y ufff qué contraste de sabores y el crujiente de la cobertura. ¡Brutal!


De hecho, nada más probarlas,le mandé un whatsapp a mi hermano con la foto diciéndole que esto le iba a encantar! jajaja


Aquí podéis ver cómo queda el rebozado


Un besazo y espero que os guste!

12.5.17

Galletas de miel ¡Sin mantequilla!


A estas alturas ya todos sabréis lo que me gustan las galletas y bueno, ¡hacerlas! Ese olor que deja en tu cocina mientras las estás horneando y un buen rato después, no tiene descripción posible. Es simplemente maravilloso.

Si además de lo buenas que están, le añadimos que no lleva ni aceite de palma como la mayoría de las industriales y ni tan siquiera mantequilla ¿No os dan ganas de meteros YA a hacerlas? Pues bien, llevan aceite de oliva y os aseguro que no vais a echar nada en falta otro tipo de grasa menos saludable.


Quedan bastante crujientes, sobretodo ese mismo día y al siguiente.


Vamos con la receta,

Ingredientes para las galletas de miel

- 250gr de harina todo uso
- 15gr de maizena
- 70gr de aceite de oliva (girasol si preferís un sabor más neutro)
- 75gr de azúcar
- 35gr de miel
- 25gr de agua
- 20gr de coco rallado
- 1 pizca de sal
- 1 cucharadita de levadura química
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 1 huevo (para barnizar las galletas)

Preparación para las galletas de miel

- Vertemos en el vaso (o juntamos con la batidora) el aceite, el azúcar, la miel, el agua, el coco y la esencia hasta que veamos que queda bien integrado, unos 10 segundos a vel. 4 o 5.


- Ponemos ahora la harina, la maizena, la levadura y la sal y juntamos a vel. espiga un minuto o minuto y medio. A mano se junta hasta que queda una masa homogenea.


- Queda una masa muy blandengue, no estéis tentados a añadirle más harina ya que luego nos quedarán muy duras.


- Vertemos la masa en un cuenco untado con aceite previamente y lo dejamos reposar en la nevera tapado con un film transparente hasta que tenga una consistencia más dura. Dos o tres horas o dejarla toda la noche y sacarla de la nevera media hora antes de ponernos a trabajar con ella.


- Vamos precalentando el horno a 180º

- Nos lavamos bien las manos, las untamos con un poco de aceite y con una cucharilla vamos cogiendo porciones de masa. Las hacemos rodar en la mano hasta formar una pelotita y las dejamos en la bandeja forrada con papel vegetal. Cuando ya tenemos todas las pelotitas en la bandeja, con las manos limpias nos ponemos un poco de aceite y con la palma las chafamos un poco.

- Pintamos con el huevo batido.


- Horneamos las galletas durante unos 15-20 minutos (esto siempre es subjetivo puesto que depende de cada horno) a 180º. Veréis que van cambiando de color, pero sobretodo los bordes de las galletas que se ponen más morenitos. Tenéis que tener en cuenta que aunque apaguemos el horno se siguen haciendo un poco más con el calor residual que les queda.

- Dejamos entibiar en la bandeja y las pasamos a una rejilla para que terminen de enfriar por completo. Las guardamos en una caja de galletas para que se conserven bien.


Quedan con un craquelado precioso, no os parece?


En casa nos han gustado un montón y son de las de repetir una y otra vez así que ¡Animaros!


Un besazo y espero que os gusten
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... TestaBox