13.2.18

Trufas de chocolate y... ¡Pan!


Nada mejor para celebrar algo bonito que unos bombones o unas trufas ¿No os parece?

Realmente no hace falta que sea ninguna fecha señalada, pero el simple hecho de hacer una cajita y de regalársela a alguien es un gesto estupendo y siempre bien recibido.

Estas fueron un experimento la vedad, pero de los que salen bien! jajaja Pensé: Si el chocolate con el pan está buenísimo (sigo siendo la típica que coje la tableta del chocolate y pan con aceite y voy a mordiscos...) ¿Cómo no va a estar bueno juntándolo en unas trufas?





Así que decidí usar estos picos y colines artesanales de la panadería Obando y fue una apuesta de lo más acertada. Los suelo tomar con ensaladilla rusa, con hummus.... ¿Pero en dulce? Bueno, os aseguro que no será la última vez! ¡Creedme!


¿Habéis visto qué maravilla?


Vamos con nuestras trufas de pan,


INGREDIENTES

- 40gr de nueces
- 50gr de chocolate con leche o negro
- 45gr de picos Obando
- 70gr de azúcar moreno
- 1 pizca de sal
- 25ml de sirope de arce (cambiar por ágave o miel sino se tiene)
- 15ml de Whisky (cambiar por zumo de naranja si se quiere para niños)
- Unas gotitas de esencia de vainilla
- Chocolate fondant para fundir
- Sal en escama para la cobertura

Preparamos nuestras trufas de chocolate y pan


- Ponemos los picos y los colines en el vasos bien limpio y seco y trituramos hasta hacerlo migas.

- Añadiimos ahora las nueces y el chocolate y volvemos a triturar.

- Añadimos ahora el azúcar, la sal, el sirope de arce, la vainilla y el whisky.

- Me quedó como en la primera foto, así que era difícil de compactar. Le fui poniendo sirope poco a poco hasta que se conseguía apelmazar. Dejamos reposar un rato en la nevera.

- Con una cucharilla vamos cogiendo porciones de la masa y con las manos untadas en aceite vamos haciendo porciones. Al no tener grasa el pan cuesta más de hacer las trufas pero acaban saliendo. Las dejamos unas horas o toda la noche en la nevera tapadas para que cojan bien la forma.

- Fundimos chocolate, en mi caso era de un 72% de cacao porque lo quería fuerte, las sumergemos con cuidado y las vamos colocando sin tocarlas mucho sobre un papel vegetal.

- Aún tibias, vamos poniendo unas cuantas escamas sobre cada trufa.


¡Ya las tenemos listas para disfrutar!


Una vez terminadas no las metemos en la nevera porque entonces sudarán. Así tal cual es como quedan a temperatura ambiente y la sal queda con ese aspecto dos o tres días, más no lo he podido comprobar jejeje


El sabor final al whisky es fuerte, no os voy a engañar. Sino sois muy de alcohol o no os gusta el whisky, tomaros la libertad de cambiarlo por otro licor que os guste.


El bocado crocanti en la boca es una auténtica pasada. Muy originales y os aseguro que triunfarán.


Un besazo y espero que os gusten!

9 comentarios:

  1. Espectaculares¡¡¡ se me ha echo la boca agua al ver ese interior, ummmmm que delicia¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
  2. May dis Valentine bless uz wid da cupid of love & warmth of romance.
    Happy Valentines Day my dear!
    Ryoma.

    ResponderEliminar
  3. Una maravilla Ale! Me encantan las trufas, normalmente las hago con nueces y algo más, pero con pan deben quedar geniales también. El toque de la sal encima es todo un detalle! Abrazos

    ResponderEliminar
  4. Tiene que estar de muerrrrte.
    Hay que probarlos.

    ResponderEliminar
  5. Pues seguro que están genial...dan ganas de darle un mordisco, jeje

    bs

    http://directoalamesa.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Solo de verlas estoy pensando que porque no las tendría más cerca, tienen una pinta excelente, besos
    Sofía

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger... TestaBox